Etiquetas

, , , , , , ,

Un tripulante de cabina o sobrecargo, tienen como función principal, la seguridad a bordo de una aeronave; dicho de otra manera, de salvaguardar la vida humana y vigilar la operación segura del vuelo. Su función secundaria es el comfort del pasajero en vuelo.

Es por ésto que el personal que las aerolíneas solicitan se selecciona de manera minuciosa, vigilando que cumplan, entre otros, los siguientes requisitos:

  • Edad de 18 a 32 años.
  • Agradable aspecto físico.
  • Estatura mínima de 1.6o en mujeres y de 1.70 en hombres.
  • Peso proporcional a la estatura.
  • Preparatoria minima o equivalente.
  • Dominio del idioma inglés en un nivel intermedio-avanzado (escrito y hablado) y de un tercer idioma además del nativo.
  • Facilidad de palabra.
  • Habilidad para trabajar en equipo.
  • Licencia de Sobrecargo vigente (opcional)
  • Visa y Pasaporte vigentes.
  • Exámen Médico vigente (opcional) otorgado por la Dirección General de Medicina Preventiva en el Transporte.
  • Nacionalidad mexicana o permiso de residencia para solicitar trabajo en otro país.
  • Y, lo más importante, mucha actitud de servicio, liderazgo y compromiso.

Nuestro trabajo exige, además, saber actuar con rapidez, decisión y exactitud; tener la madurez necesaria para adaptarse a los constantes cambios, carácter, responsabilidad, templanza, respeto, iniciativa, carácter emprendedor, empatía, ecuanimidad, sociabilidad y lo más importante: actitud y liderazgo.

Asignaturas que debemos acreditar. Muchos sobrecargos tomamos el bachillerato con la especialidad en aviación, pero muchos otros no, así que les enumero a continuación las materias que cursé para la obtención de mi titulo en el bachillerato y mi posterior curso de adiestramiento en la aerolínea:

  • Asignaturas del Bachillerato Tecnológico: Introducción a la Aviación, Comunicaciones Aéreas, Navegación Aérea, Operaciones Aéreas, Reglamentación Aérea, Meteorología, Aeropuertos y Administración Aeroportuaria.
  • Asignaturas del Adiestramiento de Sobrecargos: Requerimientos Técnicos, Procedimientos Normales, Procedimientos de Emergencia, Aerodinámica, Relaciones Humanas, Servicios a Bordo, Meteorología, Primeros Auxilios, Reglamentación Aérea, Mercancías Peligrosas.

Como puedes ver, la formación de una sobrecargo es integral, es decir, se busca formar profesionales de la aviación para ser tripulantes de cabina que sepan actuar en caso de una emergencia a bordo, que sepan reaccionar en caso de que algún o algunos pasajeros se salgan de control, que sean ecuánimes y sepan ser líderes y darse su lugar como autoridad a bordo, además de mantener la cordialidad necesaria para hacer el vuelo ameno para todos.