Etiquetas

, , , , , , , ,

Vuelo 175 de United Airlines

El vuelo United Airlines 175 era un vuelo regular doméstico de pasajeros de EE.UU con origen el Aeropuerto Internacional de Boston en Boston y destino el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles. El vuelo fue secuestrado por cinco miembros de al-Qaeda-asociación Islamista de terroristas la mañana del 11 de septiembre de 2001, y volando hasta su posterior impacto, hacia la torre Sur del World Trade Center en Nueva York como parte de los ataques del 11 de septiembre. Los secuestradores entraron a la fuerza en la cabina de mando, tras unos 20 minutos de vuelo, interrumpiendo desde ese momento el control del piloto y del primero de a bordo. Marwan al-Shehhi, quien había recibido instrucción de pilotaje, tomó los controles de la aeronave. Los controladores de tráfico aéreo, supusieron que pasarían por algún problema técnico, y, que a raíz de ello, se debía el corte en las comunicaciones. Algunos pasajeros y parte de la tripulación a bordo, efectuaron llamadas telefónicas desde el avión, para proporcionar información, acerca de los secuestradores; así como de los pasajeros y tripulación heridos.

El avión se estrelló en la Torre Sur del World Trade Center a las 9:03, matando a las 65 personas, incluidos los secuestradores. El vuelo secuestrado 175, fue coordinado con el vuelo American Airlines 11, el cual había impactado en la Torre Norte diecisiete minutos antes. El impacto del United 175 en la Torre Sur, fue el único que se pudo ver en directo en todo el mundo cuando ocurrió. Fue la pérdida del vuelo 175 lo que hizo al mundo darse cuenta de que el accidente de ambos aviones en el World Trade Center, había sido un movimiento programado. El impacto y el posterior fuego en la Torre Sur, provocaron su derrumbe, 59 minutos más tarde, ocasionando miles de muertos. Durante las labores de rescate y recogida de escombros en el lugar donde antes reposaban las torres del World Trade Center, los trabajadores hallaron e identificaron partes de las víctimas del vuelo 175, pero muchos otros miembros corporales, nunca pudieron ser identificados.

Antecedentes

El grupo de secuestradores del vuelo United Airlines 175 estaba liderado por Marwan al-Shehhi, nacido en los Emiratos Árabes Unidos. Shehhi obtuvo la licencia de piloto comercial durante un entrenamiento en el sur de Florida, al igual que el secuestrador y cabecilla del ataque, que pilotó el vuelo American Airlines 11, Mohamed Atta. El grupo de secuestradores del vuelo 175 incluía a Fayez Banihammad, de EAU, y tres saudies: Hamza al-Ghamdi, Ahmed al-Ghamdi, y Mohand al-Shehri. El 13 de agosto de 2001, Marwan al-Shehhi adquirió dos cuchillos de bolsillo de unos 10 cm, en una tienda de deportes autorizada, en Boynton Beach, Florida, mientras que Banihammad compró dos sets de cuchillos en un Wal-Mart, y Hamza al-Ghamdi compró una navaja multiusos del tipo Leatherman Wave.

A comienzos de septiembre de 2001, los secuestradores del vuelo 175 llegaron a Boston desde Florida. Hamza al-Ghamdi y Ahmed al-Ghamdi llegaron juntos el 7 de septiembre, y se registraron en el Charles Hotel en Cambridge, Massachusetts. Al día siguiente, se trasladaron al Days Inn Hotel en Boston. Fayez Banihammad voló de Florida a Boston, junto con Mohand al-Shehri, el 8 de septiembre, y se registraron el mismo día en el Milner Hotel en Boston. Marwan al-Shehhi llegó a Boston el 9 de septiembre, y se alojó en el Milner Hotel donde compartió habitación con Mohamed Atta.

El vuelo

El United Airlines 175 de ese día era un avión del tipo Boeing 767-222, con registro N612UA y capacidad para 168 pasajeros. El 11 de septiembre de 2001, el vuelo sólo iba a transportar a 56 pasajeros, así como a 9 miembros de la tripulación, que representaban el 33 por ciento de ocupación — una ocupación significativamente inferior, respecto al 49 por ciento registrada en los meses precedentes al 11 de septiembre. Los nueve miembros de tripulación incluían al piloto Victor Saracini, Primer Oficial Michael Horrocks, y a los asistentes de vuelo Robert Fangman, Amy Jarret, Amy King, Kathryn Laborie, Alfred Marchand, Michael Tarrou, y Alicia Titus.

Embarque

Después de pagar la factura del Days Inn Hotel, un taxi llevó a Hamza al-Ghamdi y a Ahmed al-Ghamdi al Aeropuerto Internacional de Boston. Ahmed al-Ghamdi y Hamza al-Ghamdi llegaron al mostrador de facturación de United Airlines a las 6:20 hora del Este (UTC -5:00), donde Ahmed al-Ghamdi facturó dos bolsas. Ambos secuestradores dijeron que querían adquirir su tarjeta de embarque pensando que lo que realmente tenían eran unos pedazos de papel. Tuvieron algún problema para contestar las preguntas de seguridad estándar, así que el agente del mostrador se vio obligado a repetirles las preguntas muy despacio, hasta que ambos dieron las respuestas correctas. El piloto del secuestro, Marwan al-Shehhi, facturó una maleta a las 6:45, y los secuestradores restantes, Fayez Banihammad y Mohand al-Shehri, facturaron a las 6:53. Banihammad facturó dos maletas. Ninguno de los secuestradores fue seleccionado para un examen extra por el sistema informático asistido de preselección de pasajeros(CAPPS).

El vuelo, que tenía prevista su salida para las 8:00, comenzó el retroceso a las 7:58 de la puerta 19 en la Terminal C, y despegó a las 8:14.A las 08:33, alcanzaba la altitud de crucero de 31,000 pies (10.000 m de altura), momento en el cual el servicio de a bordo comenzó a funcionar. A las 8:37, los controladores aéreos preguntaron a los pilotos del vuelo 175 si podían ver al American Airlines 11. La tripulación respondió que tenían al American 11 localizado a 29.000 pies, y los controladores dieron orden al vuelo 175, para que virase y esquivase a este avión. Los pilotos declararon que habían escuchado una transmisión sospechosa antes del despegue. “Sonaba como si alguien nervioso hubiese cogido el micrófono, y, hubiese pedido a la gente que se mantuviese en sus asientos” declaró la tripulación del vuelo. Esta fue la última transmisión del vuelo 175.

Secuestro

El secuestro del vuelo 175 ocurrió entre las 8:42 y las 8:46. A las 8:47, el código de transpondedor cambió una vez, pero volvió a modificarse antes de un minuto, y comenzó a desviarse de su curso programado. Pero, los controladores del vuelo, decidieron no notificarlo hasta unos minutos más tarde: a las 8:51. A diferencia del American Airlines 11, que había desconectado su transpondedor, los datos del vuelo 175 se mantuvieron completamente representados. Además, a las 8:51, el vuelo 175 modificó su altitud. Durante los siguientes tres minutos, el controlador intentó, de manera infructuosa, contactar con el vuelo 175; lo que le hizo desviar a traficos cercanos de las proximidades del vuelo 175.

Al cabo de este tiempo, el vuelo 175 estuvo a punto de colisionar en el aire con el vuelo 2315 de Delta Airlines, quedando reflejado que el avión pasó a sólo 200 pies, mientras el controlador aéreo, Dave Bottiglia intentó desesperadamente que el Delta 2315 efectuase una maniobra evasiva. Bottiglia fue la primera persona en el centro de control, en darse cuenta de que el vuelo 175 se encontraba bajo secuestro cuando le dio instrucciones para que virara sin resultado alguno. El vuelo 175 no respondió, en lugar de ello, aceleró y se fue directo al vuelo Delta Air Lines 2315. El controlador ordenó al piloto de Delta: “Efectúe la maniobra evasiva que considere necesaria. Tenemos un avión que no sabemos que está haciendo. Ninguno de sus movimientos.”Momentos antes de la colisión del vuelo 175, evitó una colisión con el vuelo 7 de Midwest Express.16

A las 8:55, un supervisor del centro de control aéreo de Nueva York, notificó al jefe del centro de operaciones que el vuelo 175 se consideraba secuestrado, y David Bottiglia, quien siguió la pista del vuelo 175, hizo la siguiente observación: “Nosotros debemos tener un secuestro allí arriba, dos para ser exactos.” A las 8:58, el avión puso rumbo a la ciudad de Nueva York, y pasó por debajo de los 28.500 pies sobre New Jersey. Desde este momento, a las 8:58 aproximadamente, cuando Shehhi completó el viraje hacia la ciudad de Nueva York hasta el momento del impacto, efectuó una bajada en picado con motores, descendiendo más de 24.000 pies en 4 minutos y 40 segundos, alcanzando una media de descenso de más de 5.000 pies por minuto. El controlador aéreo de Nueva York, Dave Bottiglia, notificó que él y sus compañeros “hemos hecho el cálculo de altitudes y ellos están descendiendo, directo a tierra, a 10.000 pies por minuto. Esto es absolutamente inaudito para un avión comercial.”

Llamadas

El tripulante de vuelo Robert Fangman, así como dos pasajeros (Peter Hanson y Brian David Sweeney) efectuaron llamadas telefónicas desde el vuelo 175 de United Airlines, haciendo uso de los teléfonos GTE de la aeronave, situados en la cola del avión. La grabación del teléfono, indicó que Garnet Bailey efectuó cuatro llamadas telefónicas, intentando localizar a su mujer.

El tripulante de vuelo, Robert Fangman, llamó a la oficina de United Airlines en San Francisco a las 8:52, y habló con Marc Policastro. Fangman confirmó el secuestro, y dijo que los secuestradores probablemente estaban pilotando el avión. También dijo que ambos pilotos habían sido asesinados, y que otro tripulante de vuelo, había sido acuchillado. Después de 1 minuto y 15 segundos, la llamada se cortó. Policastro intentó reiteradas veces contactar con la cabina, mediante mensajes, usando el sistema ACARS.

Brian David Sweeney intentó llamar a su esposa a las 8:58, pero finalmente le dejó un mensaje diciéndole que el avión había sido secuestrado. Después llamó a sus padres a las 9:00, y habló con su madre, Louise. Sweeney contó a su madre lo del secuestro, y mencionó que los pasajeros estaban considerando entrar a la fuerza en la cabina y tomar el control del avión.

A las 8:52, Peter Hanson llamó a su padre, Lee Hanson, que se encontraba en Easton, Connecticut, contándole lo del secuestro. Hanson viajaba con su mujer, Sue, y su hija de dos años y medio, Christine. Entre susurros, Hanson dijo que los secuestradores habían tomado la cabina, que un auxiliar de vuelo había sido acuchillado, y que probablemente, habría algún muerto en la parte dellantera del avión. También dijo que el avión estaba volando de manera irregular. Hanson preguntó a su padre si podría contactar con United Airlines, pero Lee no lo pudo hacer, así que en lugar de eso, llamó a la policía.

Peter Hanson llamó por segunda vez a su padre a las 9:00: “Esto está cada vez peor, papá. Una sobrecargo ha sido acuchillada. Parece que tienen cuchillos y una maza. Dicen que tienen una bomba. Lo estamos pasando muy mal en el avión. Los pasajeros están vomitando o tienen náuseas. El avión sufre muchas sacudidas. Creo que el piloto no está manejando el avión. Creo que estamos descendiendo. Creo que intentan volar hasta Chicago o algún lugar parecido y volamos entre edificios. No te preocupes, papá. Si algo ocurre, será muy rápido…Oh Dios mío…, oh Dios mío, oh Dios mío.”

Impacto

A las 9:01, dos minutos antes del impacto, el United Airlines 175 continúa su descenso hacia el Lower Manhattan, el centro de Control de Nueva York, alerta de otro vuelo bajo, que según el monitor ha efectuado un circuito por New Jersey, luego sobre Staten Island y por el Embarcadero de Nueva York en los últimos segundos.

El vuelo 175 se estrella en la parte sur de la Torre 2 del World Trade Center (Torre Sur) a las 9:03:02, volando a aproximadamente 545 mph (975 km/h) e impactando entre las plantas 77 y 85 con aproximadamente 40.000 L de combustible.13 21 A bordo viajaban 56 pasajeros (incluyendo a los cinco secuestradores) y nueve miembros de la tripulación, ninguno de ellos sobrevive. Cientos de personas más murieron en la torre y sus alrededores, presa de las explosiones, los incendios y el derrumbe del edificio. Alrededor de 600 personas murieron instantáneamente o quedaron atrapadas en los pisos superiores al impacto en la Torre Sur.

Según los testigos, así como lo que se ve en el video, el avión parece efectuar un viraje a la izquierda, según parece el avión podría estar esquivando el edificio en los segundos finales; o, simplemente, intentaba colapsar un mayor número de plantas gracias a las alas. En el momento del golpe, el avión estaba escorado a la izquierda. Los asientos del lateral izquierdo, fueron, después de todo, los que tuvieron una mejor panorámica de la aproximación a las torres, que terminó con un fogonazo en el momento final del vuelo.

Las imágenes del accidente fueron tomadas en video desde diversos puntos bien localizados, que incluían, desde la televisión retransmitiendo en directo, a videos amateur; mientras que aproximadamente 100 cámaras tomaban instantáneas, momentos antes del impacto. Una de las fotos más esclarecedoras, fue la que hizo Carmen Taylor desde el piso superior de el Ellis Island Ferry amarrado en Battery Park. Las imágenes en video, aparecieron durante todo el día en todos los programas informativos, que lo pusieron un sinfín de veces, aunque en los siguiente días, se establecieron restricciones en la distribución de este documento.

Derrumbe

Al contrario que en la Torre Norte, una de las tres escaleras se hallaba intacta tras el impacto del vuelo 175 en la Torre Sur. Tan sólo 18 personas consiguieron pasar por esta escalera y salir sanos y salvos antes del derrumbe. Una de estas personas fue Stanley Praimnath, quien estaba en la planta 81 y fue testigo directo de cómo el vuelo 175 iba directo a donde estaba él. Una de las alas, acabó en el interior de su oficina. Algunas personas por encima de la zona de impacto ascendieron al tejado del edificio, a la espera de que algún helicóptero les rescatase. Sin embargo, las puertas de acceso al tejado estaban cerradas. En cualquier caso, el espeso humo y el intenso calor impedían cualquier intento de aterrizaje de un helicóptero. La torre Sur se derrumbó a las 9:59:04 después de arder durante 56 minutos.

Consecuencias

Algunos restos del avión, fueron recuperados en los alrededores, incluyendo el tren de aterrizaje hallado en el tejado de un edificio que hacía esquina entre West Broadway y Park Place, un motor fue localizado en la calle Church & Murray, y una sección del fuselaje acabó en la parte superior del número 5 de World Trade Center.

Durante el proceso de recogida, pequeños fragmentos fueron identificados como de pasajeros del vuelo 175, incluyendo un hueso de 15 cm que correspondía a Peter Hanson, y un pequeño fragmento de hueso de Lisa Frost. Los restos de muchos otros pasajeros del vuelo 175 nunca fueron recuperados.

Poco después del accidente, el número de vuelo para futuros vuelos en la misma ruta, fue cambiado de vuelo 175 a vuelo 1525 por respeto a quienes murieron en el ataque. Desde entonces, United Airlines ha renumerado y reconfigurado los horarios de todos sus vuelos de Boston a Los Ángeles, y ninguno de sus vuelos de las mañanas sale a las 8:00, hora del Este (13:00 UTC). Desde septiembre de 2007, este vuelo ha sido renombrado como vuelo 162, y se opera con aviones Boeing 757-200.