Etiquetas

, , , , , , , ,

Vuelo 11 de American Airlines

El vuelo 11 de American Airlines del 11 de septiembre de 2001 fue uno de los secuestrados por un comando terrorista de Al Qaeda durante aquella jornada de atentados en los Estados Unidos. El avión fue utilizado por sus secuestradores para atacar la torre norte del World Trade Center, en Nueva York.

El vuelo operaba entre el Aeropuerto Internacional Logan en Boston, Massachusetts, y el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles. El avión fue secuestrado por cinco hombres durante los primeros 15 minutos de vuelo, tras herir, por lo menos, a tres personas e introducirse en la cabina de vuelo reduciendo al piloto y al copiloto. Mohamed Atta, uno de los terroristas, que había sido entrenado como piloto de aviación a tal efecto, tomó el control de la aeronave, y desvió su ruta sin que los controladores de tráfico aéreo se percataran de la situación hasta que advirtieron que el personal de tripulación había dejado de contestar a sus mensajes y que Atta, equivocadamente, transmitiera varios anuncios de tráfico. Desde el propio avión, dos auxiliares de vuelo contactaron con American Airlines y proporcionaron información sobre los secuestradores, el estado de los pasajeros y la tripulación.

El avión fue estrellado contra la torre norte del World Trade Center a las 08:46 horas. Como consecuencia del impacto, fallecieron las 92 personas a bordo, incluyendo a los secuestradores. Entre los testigos presenciales del ataque, Jules Naudet captó desde la calle la secuencia con su cámara de vídeo, que fue luego empleada por las agencias de noticias para informar del hecho, que en los primeros momentos se especuló con que pudiese tratarse de un accidente. La fuerza del impacto y el fuego subsecuente causado por la explosión del combustible de la aeronave afectaron hasta tal punto la estructura del edificio, que causaron al poco tiempo su colapso, atrapando en su interior a miles de personas que trataban de huir y a decenas de miembros de los servicios de rescate.

Durante los trabajos de desescombro en el emplazamiento del World Trade Center que se realizaron en las semanas siguientes, el personal de rescate logró recuperar e identificar los restos mortales de las víctimas del vuelo 11, aunque muchos de los fragmentos corporales no pudieron ser identificados.

Vuelo

El avión del vuelo 11 de American Airlines era un Boeing 767-223ER, con la matrícula N334AA. La capacidad de la aeronave era de 158 pasajeros, pero el 11 de septiembre la nave llevaba únicamente 81 pasajeros y 11 miembros de la tripulación. A pesar de que era una carga liviana con un porcentaje de 51% de capacidad, el factor promedio de carga del vuelo 11 en las mañanas del día martes era de 39% durante los meses anteriores al 11 de septiembre. Los 11 miembros de la tripulación incluían el piloto John Ogonowski, el copiloto Thomas McGuinness, y los auxiliares de vuelo, Barbara Arestegui, Jeffrey Collman, Sara Low, Karen Martin, Kathleen Nicosia, Betty Ong, Jean Roger, Dianne Snyder, y Madeline Sweeney.

Embarque

Mohamed Atta, el líder táctico de los ataques, y su colega, el secuestrador Abdulaziz al-Omari, llegaron al aeropuerto Portland International Jetport a las 05:40 UTC-5, el 11 de septiembre de 2001. Ambos tomaron el vuelo 5930 de la aerolínea Colgan Air, que tenía programado partir a las 06:00 de Portland, Maine hacia Boston, Massachusetts. Los secuestradores tenían billetes aéreos en primera clase con un vuelo con conexión a Los Ángeles, California. Atta facturó dos maletas y al-Omari ninguna. Cuando se registraron en el aeropuerto, el sistema informatizado de preselección de pasajeros (CAPPS) seleccionó a Atta para una inspección adicional de su equipaje, pero embarcó sin ningún problema. El vuelo de Portland salió puntual y llegó a Boston a las 06:45. Otros tres secuestradores, Waleed al-Shehri, Wail al-Shehri, y Satam al-Suqami, llegaron al aeropuerto Logan a las 06:45, y abandonaron un automóvil alquilado en las instalaciones de estacionamiento del aeropuerto. A las 06:52, Marwan al-Shehhi, el secuestrador que pilotó el vuelo 175 de United Airlines, realizó una llamada desde un teléfono público en el aeropuerto Logan al teléfono móvil de Atta.

Atta y al-Omari se registraron y pasaron por el control de seguridad en Boston, debido a que no se les entregó los billetes de embarque para el vuelo 11 en Portland. En el apresurado registro después del vuelo de Portland, los agentes aéreos no embarcaron las maletas de Atta en el vuelo 11. Suqami, Wail al-Shehri, y Waleed al-Shehri también se registraron para el vuelo en Boston. Wail al-Shehri y Suqami, facturaron una maleta cada uno; Waleed al-Shehri no facturó ninguna maleta. El sistema CAPPS seleccionó a los tres secuestradores para una detallada revisión de equipaje. El sistema de revisión CAPPS estaba diseñado únicamente para examinar el equipaje, y por esta razón los tres secuestradores no tuvieron un adicional control de seguridad en el puesto de inspección.

A las 07:40, los cinco secuestradores se encontraban a bordo del vuelo, que tenía programado partir a las 07:45. Mohamed Atta se sentó en clase ejecutiva, en el asiento 8D con Abdulaziz al-Omari en el puesto 8G, y Suqami en el 10B. Waleed al-Shehri y Wail al-Shehri se sentaron en primera clase en los asientos 2B y 2A, respectivamente.El avión rodó por la pista del acceso 26 y despegó del aeropuerto Logan a las 07:59 por la pista 4R, después de una demora de 14 minutos

Muy bien, mi nombre es Betty Ong. Estoy… en el vuelo 11. Nuestro número 1 fue apuñalado. Nuestro auxiliar está apuñalado. Nadie sabe quien apuñaló a quien y tampoco podemos levantarnos e ir hacia la clase ejecutiva en este momento porque nadie puede respirar. Y no podemos entrar en la cabina de vuelo, la puerta no se abre”.

Fragmento de la conversación telefónica de la asistente de vuelo Betty Ong con la línea de emergencia de American Airlines.

Secuestro

La Comisión Nacional sobre los Ataques Terroristas a los Estados Unidos estimó que el secuestro empezó a las 08:14, cuando los pilotos cesaron de responder las solicitudes del control del tráfico aéreo de Boston. A las 08:13:29, el avión sobrepasaba los 26.000 pies (7.900 m) de altitud sobre el centro de Massachusetts, y los pilotos respondieron la solicitud del control de tráfico aéreo de realizar un giro de 20 grados a la derecha. A las 08:13:47, el control de tráfico aéreo pidió a los pilotos que ascendieran a la altitud de crucero de 35.000 pies (11.000 m) pero no obtuvieron respuesta. A las 08:16, el avión se niveló a la altitud de 29.000 pies (8.800 m) y poco tiempo después se desvió de su ruta planificada. El control de tráfico realizó múltiples intentos de comunicación con el vuelo 11, pero no obtuvieron respuesta, y a las 08:21, el vuelo paró de transmitir la señal en modo C del transpondedor.

De acuerdo con las auxiliares de vuelo, Madeline Sweeney y Betty Ong, quienes contactaron con American Airlines, los secuestradores apuñalaron a las asistentes de vuelo Karen Martin y Barbara Arestegui, y acuchillaron en la garganta al pasajero Daniel Lewin.Lewin, un empresario de Internet, sirvió en el pasado como oficial en la unidad de élite Sayeret Matkal de las Fuerzas de Defensa Israelíes.Lewin estaba sentado en el asiento 9B, y Suqami estaba sentado en el asiento de atrás, el 10B.La Comisión Nacional sobre Ataques Terroristas sugirió que posiblemente Suqami apuñaló y asesinó a Lewin después de que él intentara evitar el secuestro. Durante una llamada de cuatro minutos con el centro de operaciones de American Airlines, Ong informó sobre la falta de comunicación con la cabina de vuelo, la falta de acceso a la cabina de vuelo, y las heridas de los pasajeros. Además indicó los números de asiento que fueron asignados a los secuestradores, lo cual permitió más tarde a los investigadores conocer sus identidades.

A las 08:23:38, Atta intentó realizar un anuncio a los pasajeros, pero presionó el botón equivocado y envió un mensaje al control del tráfico aéreo. Los controladores de tráfico aéreo de Boston escucharon el mensaje de Atta, «Tenemos algunos aviones, permanezcan en silencio y estarán bien. Estamos regresando al aeropuerto». A las 08:24:56, el anunció, «Que nadie se mueva. Todo va bien. Si intentan realizar algún movimiento, se pondrán en peligro a ustedes mismos y al avión. Permanezcan en silencio». Como antes, Atta pensaba que estaba comunicándose únicamente con los pasajeros, pero su voz fue recogida y grabada por los controladores de tráfico aéreo. Después de las transmisiones de Atta y la imposibilidad de contactar con el avión comercial, los controladores de tráfico aéreo de Boston se dieron cuenta que el avión había sido secuestrado. Posteriormente, los controladores de vuelos discutieron acerca del significado de esta frase e intentaron descifrar si Atta indicaba que había más aviones secuestrados. A las 08:26, el avión giró en dirección sur. A las 08:32, el centro de comando de la Administración Federal de Aviación (FAA) en Herndon, Virginia, notificó a la sede central de la FAA.

A las 08:33:59, Atta anunció: Por favor, que nadie se mueva, estamos regresando al aeropuerto, no intenten ningún movimiento estúpido.

A las 08:37:08, los pilotos del vuelo 175 de United Airlines verificaron la ubicación y dirección del vuelo 11 a los controladores de tráfico aéreo. Los controladores de tráfico aéreo de Boston evadieron los protocolos estándares, y se comunicaron directamente con el Comando de Defensa Aéreo Norteamericano (NORAD), específicamente con la sucursal del Sector Noreste de Defensa Aérea (NEADS) en Roma, Nueva York. NEADS pidió dos aviones caza F-15 de la base aérea nacional Otis Air, en Falmouth, Massachusetts para que interceptaran el vuelo 11. Los oficiales en Otis perdieron algunos minutos al intentar conseguir la autorización para que los cazas despegaran. El vuelo 11 hizo un giro final hacia Manhattan a las 08:43. La orden de despachar los aviones F-15 en Otis fue concedida a las 08:46, y los cazas despegaron a las 08:53. En ese momento, el vuelo 11 de American Airlines ya se había estrellado contra la torre norte del World Trade Center. De los cuatro aviones secuestrados el 11 de septiembre, los nueve minutos de notificación adelantada sobre el secuestro del vuelo 11 fue la mayor cantidad de tiempo que NORAD tuvo para responder antes que el avión chocara contra su objetivo.

Impacto

A las 08:46:40, los secuestradores estrellaron deliberadamente el vuelo 11 en la fachada norte de la torre norte (torre 1) del World Trade Center. El avión viajaba a una velocidad de 750 (km/h) y transportaba alrededor de 38.000 litros de combustible. El impacto ocurrió entre los pisos 93 y 99 de la torre norte. David Angell, el creador y productor ejecutivo de la serie televisiva Frasier, junto a su esposa la actriz Berry Berenson estuvieron entre los pasajeros que fallecieron. En total, las 92 personas que estaban a bordo del avión murieron.

Algunos testigos que vieron al avión volar a baja altitud sobre Manhattan antes del choque pensaron que el avión estaba en peligro. El daño causado a la torre norte, destruyó las posibilidades de cualquier tipo de escape para la gente que se encontraba en los pisos sobre la zona de impacto. Todos los conductos de escaleras y elevadores desde el piso 92 hacia arriba se volvieron intransitables, y quedaron atrapados 1.344 personas. De acuerdo con el informe de la comisión sobre los ataques terroristas a los Estados Unidos, cientos de individuos murieron instantáneamente por el impacto, el resto de personas quedaron atrapadas y fallecieron por el subsecuente incendio y humo, también por el colapso final de la torre norte, o en algunos casos, después de saltar del edificio. Por lo menos un conducto para ascensores transportó combustible en proceso de combustión hacia los niveles inferiores, y explotó en los niveles 77, 22 y en el vestíbulo del lado oeste.

La cadena de televisión estadounidense CNN interrumpió un anuncio publicitario a las 08:49 con un titular de última hora que titulaba Desastre en el World Trade Center. Carol Lin, que fue la primera periodista en presentar la noticia de los ataques, dijo:

“Sí. Acaba de suceder. Ustedes están viendo obviamente una toma en vivo muy perturbadora, y tenemos informes aún no confirmados que un avión impactó en una de las torres del World Trade Center. La oficina central de CNN, está empezando en este momento a trabajar en esta noticia, obviamente llamando a nuestras fuentes y tratando de determinar exactamente que sucedió, pero claramente algo relativamente devastador está ocurriendo esta mañana en el extremo sur de la isla de Manhattan. Es una vez más, una imagen de una de las torres del World Trade Center”

Posteriormente, en una llamada transmitida en directo por televisión desde la agencia de CNN en Nueva York, Sean Murtagh, el vicepresidente de finanzas de CNN, informó que un avión comercial de gran tamaño que transportaba pasajeros chocó contra el World Trade Center. Finalmente, las otras cadenas de televisión interrumpieron su programación habitual para informar sobre la noticia del impacto. En ese preciso momento, el presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, llegaba a la escuela Emma E. Booker Elementary School en Sarasota, Florida con motivo de una visita, cuando uno de sus asistentes le informó del desastre aéreo. El presidente comentó, «Es un error del piloto. Es increíble que alguien hiciera esto. El individuo debe haber tenido un infarto». Las primeras noticias especularon que el impacto había sido accidental, hasta que el vuelo 175 chocó contra la Torre Sur a las 09:03.

Consecuencias

Después del impacto, la torre norte se incendió y colapsó. A pesar de que el impacto causó un extenso daño estructural, el interminable fuego provocado por el combustible fue declarado como la causa principal de los daños estructurales de la torre. Aparte de las víctimas del avión y los ocupantes del edificio, cientos de socorristas murieron cuando la torre colapsó.El banco de inversiones Cantor Fitzgerald, que estaba ubicado en los pisos 101-05 de la torre norte del World Trade Center, perdió 658 empleados, una cantidad considerablemente mayor a la de otros empleadores.

Días después del ataque, los rescatistas descubrieron fragmentos corporales de las víctimas del vuelo 11 en el emplazamiento del World Trade Center. Algunos socorristas encontraron cuerpos atados a los asientos del avión, y también el cuerpo de una auxiliar de vuelo con sus manos atadas, lo cual sugiere que posiblemente los secuestradores pudieron haber utilizado esposas de plástico.

Durante un año, los médicos forenses identificaron los restos mortales de 33 víctimas que estuvieron a bordo del vuelo 11. En 2006, también identificaron fragmentos corporales de otras dos víctimas del vuelo 11 cerca de la Zona cero, entre los que se encontraban los restos de la directora de asistentes de vuelo, Karen Martin.Durante el mes de abril de 2007, los forenses reconocieron otra víctima del vuelo 11 mediante una nueva tecnología de identificación de ADN.También se identificaron los restos mortales de dos secuestradores, que potencialmente podrían pertenecer al vuelo 11, los cuales fueron retirados del área temporal del monumento conmemorativo del 11 de septiembre. No obstante, los restos mortales de los otros secuestradores no han sido identificados y están enterrados en el lugar conmemorativo con las otras víctimas.

El pasaporte de Suqami resistió el impacto y cayó en una calle aledaña. El documento estaba humedecido con combustible, y fue recogido por un transeúnte, que entregó el pasaporte a un detective del cuerpo de policía de Nueva York momentos antes de que la Torre Sur colapsara. Los investigadores recuperaron el equipaje de Mohamed Atta que no fue embarcado en el vuelo. En el equipaje de Atta encontraron el pasaporte y la licencia de conducir de al-Omari, un video de simulación de vuelo para aviones Boeing 757, una navaja plegable, y aerosol de pimienta. En una grabación encontrada meses después en Afganistán, el líder de Al Qaeda, Osama bin Laden, aparentemente se atribuyó el ataque y dijo que el creyó que las torres colapsarían. Las cajas negras pertenecientes al vuelo 11 y al vuelo 175 nunca fueron localizadas.

Después de los ataques, el número de vuelo de la misma ruta y del lugar de despegue fueron cambiados por el vuelo 25 de American Airlines, y además se reemplazó el Boeing 767 con un Boeing 757. Una bandera de los Estados Unidos fue izada en el puente aéreo del aeropuerto Logan que fue utilizado en el vuelo 11 el día de los ataques.