Etiquetas

, , , , , ,

Antes de planificar el viaje y efectuar la reserva de tu vuelo conviene saber los detalles referidos a la documentación que necesitan los menores para viajar, o al acompañamiento que deberán llevar cuando viajan.

A veces, cuando viajamos en avión lo hacemos en familia, por ejemplo, si vamos a disfrutar de unas vacaciones o a visitar a familiares o amigos, y eso implica que nuestros pequeños viajen con nosotros, o a veces es el menor el que, por alguna razón, debe viajar solo.

Cuando eso sucede, es conveniente conocer con antelación cuáles son las condiciones y los requisitos necesarios para que los niños puedan acompañarnos en el viaje, o sean ellos los que vuelen sin acompañamiento familiar.

Además, como las compañías aéreas pueden establecer sus propias normas para permitir el embarque de niños o pedir que muestren más o menos documentación al respecto, una de las primeras cosas a tener en cuenta es leer detenidamente la información que suministran en sus sitios web.

Recuerda que antes de hacer clic en el botón de comprar es necesario haber leído y comprendido perfectamente las cláusulas del contrato de transporte que aceptas por el mero hecho de reservar tu vuelo y, en este caso más especialmente, las que se refieren al viaje de los menores.

Aunque las condiciones y términos de los contratos de las aerolíneas suelen estar ahora bastante accesibles, puede haber algunas difíciles de localizar o comprender, bien porque estén redactadas de forma defectuosa o bien porque presenten ambigüedades sobre los requisitos de los vuelos de los niños.

En ese caso, puede ser conveniente que contactes directamente con la compañía aérea antes de reservar tu vuelo, a fin de conocer los detalles que te interesen o sobre los que albergues alguna duda.
Si es el menor quien ha de viajar solo, debes asegurarte antes de comprar los boletos para su vuelo que la compañía aérea que lo transportará permite el viaje de menores no acompañados, ya que es frecuente que algunas no lo acepten o bien incluyan diferentes restricciones según la edad del pasajero.

Si viajas al extranjero.
Si viajas a países del extranjero acompañado de un niño hay que asegurarse previamente de contar con los documentos necesarios para identificar al menor, ya que cada país acostumbra a tener su propia normativa donde es posible que se requiera un visado o alguna documentación complementaria que permita su entrada.
Los consulados de los países de destino pueden ofrecerte la información adicional que necesitas para que el menor pueda viajar solo o acompañado a su destino, sin sufrir ningún contratiempo.

Menores no acompañados.
Si el menor va viajar solo tienes que tener en cuenta antes de reservar su vuelo que no todas las aerolíneas admiten a menores sin acompañar.
Así, por ejemplo, Ryanair advierte que no transporta a menores de 16 años sin acompañante ya que «no se ofrece ningún servicio de acompañante ni instalaciones especiales».

Esta misma compañía también informa que la tarifa de transporte de bebés es de 30 euros (o el equivalente en la moneda local) por bebé y por trayecto de vuelo, así como que cada adulto puede viajar con un máximo de un bebé.

Recuerda también que el servicio que ofrecen las aerolíneas para que los niños viajen sin acompañar tiene un costo adicional, que difiere de unas a otras, y que te conviene averiguar antes de reservar el vuelo de tu hijo.
Otra cosa a tener en cuenta es que si piensas que el niño requerirá mucha supervisión durante el vuelo quizá no sea buena idea que viaje solo: ten en cuenta que el servicio de acompañamiento no suele ofrecer los servicios propios de una niñera.

Si el niño vuela solo:
1- Asegúrate de que lleva la documentación necesaria para su viaje y la información de contacto que precise.
2. Asegúrate de que estará esperándole en destino la persona que irá a recogerlo y se hará cargo del menor.
3. Cuando sea posible, es preferible que viaje solo con su equipaje de mano: así se evitará pasar por el trámite de recogida de maletas.

Si el niño vuela en familia:
1. Si es menor de dos años podrá viajar sin derecho a asiento, pero sin pagar por su billete, aunque hay excepciones.
2. Puede ser necesario llevar un certificado de nacimiento del niño o documento que acredite su edad.
3. Recuerda que si a la fecha de la ida no tenía dos años, pero a la vuelta ya los ha cumplido, puede que tenga que pagar por su asiento de regreso.

En cualquiera de los casos:
Lee con detenimiento todas las condiciones y restricciones que imponen las aerolíneas en los vuelos de los menores de edad. Esto lo encuentras en el sitio web de la compañía aérea o contactando por teléfono para aclarar posibles dudas.
No comprar los boletos de avión hasta no asegurarse de que conoces bien los detalles anteriores y los costos adicionales que podrán sumarse al precio del vuelo.

Quizás pienses que esto es algo muy laborioso, pero ten en cuenta que podría evitarte algún contratiempo serio en tu viaje o incluso el mismo hecho de que tengas que quedarte en tierra momentos antes de iniciar el mismo.

¡Felices vuelos!