Etiquetas

, , , , , , , , , ,

No es Alex Murphy. No es una película de finales de los años 80’s; es un robot policía que ha salido de la ficción y no vigila la ciudad de Detroit, sino el Aeropuerto de Shenzhen-Bao’an, en la República Popular China, uno de los aeropuertos de mayor tráfico aéreo en el tercer país más extenso del planeta.

El Buró de Seguridad Pública en conjunto con la Universidad Nacional de Tecnología para la Defensa, desarrollaron éste robot de seguridad que ya puede verse en los pasillos del Aeropuerto principal de la ciudad de Shenzhen, sede de aerolíneas como Shenzhen Airlines, SF Airlines y Jade Cargo International.

El AnBot ( llamado “an” por “seguridad” en mandarín) fué diseñado con características únicas y aunque su principal función es la de vigilar las instalaciones y detectar y mitigar amenazas, también puede responder preguntas simples y proporcionar información sobre los vuelos.

AnBot mide 1.50m., pesa 75 kilos y es capaz de desplazarse a una velocidad máxima de 18 kilómetros por hora. Cuenta con cuatro cámaras de seguridad, posee un brazo que emite descargas eléctricas y también tiene la capacidad de detectar armas, explosivos y estupefacientes.

Éste autómata no es el pionero en la videovigilancia robótica; Shenzhen es la ciudad que más ha apostado por la tecnología robótica y los drones, que ya fueron usados previamente en fabricas, hoteles y restaurantes sin mucho éxito. Sin embargo, y a la par de la creación y evolución de tecnología, AnBot representa el primero de varios más que serán puestos en servicio en los espacios públicos en China.

https://www.airportdesk.es/asia/china/shenzhen/aeropuerto-internacional-de-shenzhen-bao-an