Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , ,

Hace 20 años, un pequeño trozo de cinta adhesiva metálica derivó en una de las más recordadas y lamentables tragedias aéreas: un avión Boeing 757-23A se impactó en el Océano Pacífico, terminando con la vida de los 70 ocupantes que se dirigían desde Lima, Perú, hacia Santiago de Chile. Fué el verdugo de la  aerolínea bandera del país sudamericano: el vuelo AeroPerú 603.

ap603-2-638

El vuelo se había originado en Miami, Florida, e hizo escala en Lima, Perú. Ahí se le hizo un trabajo de pintura al avión . El pintor encargado tapó con cinta adhesiva color aluminio los puertos estáticos para evitar que se dañasen con la pintura. Sin embargo al terminar el trabajo cometió un error fatal: no retiró las cintas de los puertos estáticos. En consecuencia, el capitán Eric Schreiber no distinguió que los puertos estáticos estaban tapados cuando realizó la inspección exterior a la aeronave ésa noche antes de la partida del vuelo, pues la cinta era del mismo color que el resto del fuselaje cromado del 757-23A.

Los pilotos al mando, el Primer Oficial David Fernández Revoredo, y el comandante Eric Schreiber (instructor jefe de la flota de aviones Boeing y jefe de pilotos de AeroPerú), despegaron a tiempo del Aeropuerto Jorge Chávez con rumbo al Aeropuerto Internacional Comodoro Arturo Benítez, en Santiago de Chile. Poco después del despegue comenzaron los problemas y las alarmas confusas.

esdf

Desapercibido ante todos, los instrumentos de la aeronave daban datos erróneos a causa de esa cinta adhesiva plateada que estaba pegada en las fundamentales tomas estáticas del B-757-23A. Las tomas estáticas toman la presión del aire en el que se desplaza el avión y están situadas en el fuselaje de la aeronave. Los instrumentos que se vieron comprometidos al ser obstruidos con la cinta adhesiva fueron el altímetro, el variómetro y el anemómetro.

Ambos pilotos lucharon hasta el final por mantener la aeronave en el aire y regresar al aeropuerto. Sin embargo, tras la falla de los instrumentos vitales del avión, tales como el altímetro y los sistemas de velocidad, los confundidos pilotos se encontraron volando en un moderno avión prácticamente a ciegas y bajo el constante estrés del ruido de las alarmas en la cabina de mando.

Finalmente, después de aproximadamente 30 minutos después de haber despegado, a las 01:10 hrs suena la alarma Ground Proximity Warning System: “Too Low! Terrain!” La única alarma que era cierta de todas las que sonaban en la cabina de mando.

A las 01:11 hrs. del 2 de Octubre de 1996, la semi-ala izquierda del avión 757-23A impacta contra el Océano Pacífico, cerca de Ancón, Perú.

Ninguno de los 61 pasajeros ni los 9 tripulantes a bordo sobrevive.

ap603-37

Parte del fuselaje  recuperado donde se aprecia la cinta adhesiva metálica cubriendo las tomas estáticas.

Transporte Aéreos del Perú (AeroPerú) surgió en 1973 tras la quiebra de Aerolíneas Peruanas Sociedad Anónima (APSA) en 1971. El país sudamericano se había quedado sin aerolínea representativa, por lo que AeroPerú se creó por ésa necesidad de una aerolínea bandera; comenzando sus operaciones con aviones Douglas DC-8, Fokker F-27 y Boeing B-727-200.

En 1993, AeroPerú acumulaba pérdidas por mal manejo empresarial, por lo que tuvo que ser privatizada y el gobierno peruano cedió una parte a grupo CINTRA, compañía que en ese entonces administraba a las dos grandes aerolíneas mexicanas bandera: Aeroméxico y Mexicana de Aviación. Con esto, AeroPerú se renovaría, dándole otra imagen (homóloga a la de Aeroméxico), con más y mejor participación en el mercado aéreo doméstico e internacional.

Sin embargo, la privatización de la empresa fracasó; primeramente, por la pésima administración del gobierno peruano; segundo, por el retiro del interés de Continental Airlines en comprar la aerolínea y, por último, por el vuelo 603, que dejó en quiebra a la aerolínea, pues al declararse en bancarrota, se evitó de pagar las millonarias demandas de los deudos de ése vuelo.

En el año 2006, la empresa Boeing acabó pagando las indemnizaciones de los familiares de las víctimas del AeroPerú 603, mediante un juicio llevado a cabo por un tribunal estadounidense que representó a los deudos; pues la empresa Boeing asumió su culpabilidad al reconocer que no se capacitó al personal de AeroPerú para enfrentar estas emergencias, que se habrían superado solo desconectando la computadora de a bordo y proceder a volar con los instrumentos analógicos de la aeronave.

ap603

Curso final del AeroPerú 603.

El 10 de Marzo de 1999, Transporte Aéreos del Perú, la única aerolínea bandera de dicho país, cesa operaciones, tras una larga y acumulada agonía financiera.